Descubren molécula metálica que detecta cáncer.

La investigación, desarrollada por el departamento de Ingeniería Molecular y Química Supranuclear de la Universidad Andrés Bello de Santiago de Chile, descubrió que el compuesto reacciona sobre las células tumorales, destruyéndolas y tiñiéndolas de un color rojizo, sin afectar las estructuras benignas.

El renio, cuyo primer productor mundial es Chile, es un material usado en el refinado de petróleo y en aplicaciones tecnológicas como la construcción de turbinas para aviones y naves espaciales.

La idea de comprobar las posibles aplicaciones médicas del renio surgió en 1999 a partir de una investigación que estudiaba la utilidad de este metal para la fabricación de celdas de energía solar. Un doctor en bioquímica de la Universidad Andrés Bello, Rodrigo Ramírez, descubrió entonces que la molécula de renio tiene propiedades que absorben la luz ultravioleta y emiten fluorescencia roja.

“Nosotros aprovechamos esta señal para hacer las pruebas con células cancerígenas y funcionó porque el compuesto entró en las membranas de las células cancerígenas y, en un periodo de 24-48 horas, emitió fosforescencia roja y se pegó en un 80 % sin tocar las células sanas”, relató el doctor Ramiro Arratia, uno de los responsables del estudio

Los científicos pudieron probar la aplicación clínica de la molécula en tres tipos de células humanas: sanas, de cáncer de piel y de cáncer hepático. Ante este hallazgo, Arratia confía que, en un periodo de dos años, se pueda desarrollar “un kit de diagnóstico rápido de cáncer”, que podría “sustituir” la biopsia, la técnica de diagnosis más utilizada en la actualidad, que consiste en analizar una muestra de tejido humano.

“Con una muestra de sangre, podríamos observar la muestra en un microscopio y en 48 horas saber qué grado de intensidad de cáncer tiene el paciente de acuerdo con el contraste de las luces rojas que ofrece”, señaló Arratia.

La vertiente diagnóstica del renio no es, sin embargo, la única aplicación médica que los responsables del estudio pretenden desarrollar.

Dado que la molécula de renio es capaz de atacar las células cancerígenas sin dañar las benignas, este metal podría presentarse como una alternativa “viable” a la quimioterapia, que, en la actualidad, ataca tanto a las células cancerígenas como a las sanas y debilita, de esta manera, el organismo de los pacientes.

El avance de los científicos de la Universidad Andrés Bello será publicado próximamente en el New Journal of Chemistry, una revista científica editada por la Royal Society of Chemistry de Inglaterra.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s